Close

Not a member yet? Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Forgot your password?

Bionade, el refresco natural

03 dic Escrito en Bodega, Mundo Agua | 1 comentario
Bionade, el refresco natural

Érase una vez…
Probablemente, la historia del refresco Bionade podría empezar como un cuento… “Érase una vez…”, aunque verídico. Por eso esta historia si tiene un momento clave para su comienzo. Era a mediados de los años 80, cuando el cervecero Dieter Leipold, sentado junto a su esposa y sus hijos, Peter y Stephan, reflexionaba sobre el futuro. Su pequeña fábrica de cerveza en Ostheim in der Rhön estaba al borde de la quiebra. Los clientes habituales eran cada vez menos, la juventud del campo descubría la cerveza Corona o bebía Red Bull, de Austria.

En un país como Alemania donde la cerveza tiene una fuerte componente local el prestigio no es fácil y mucho más complejo que esta calidad sea valorada por los turistas. Pero es que Ostehim in der Rhön ya de por si no es un pueblo fácil de encontrar tocando a una zona nada turística cerca de la frontera de la ex RDA. La idea de partida para el cervecero diplomado Dieter Leipold era que debía ser posible hacer una bebida refrescante de la misma forma en que se hace una cerveza. Todas las bebidas tienen un origen natural… menos los refrescos, que son una mezcla industrial de agua, aromas y mucha azúcar. Durante años, Leipold experimentó y experimentó… hasta que en 1995 hizo el descubrimiento de su vida.

Leipold halló bacterias que, a través de la fermentación, transforman el azúcar no en alcohol, como es usual, sino en ácido glucónico: una sensación que los científicos no tenían por posible hasta entonces. Ése fue el comienzo. Fue el primer refresco producido por fermentación, pero sin alcohol. La gran ventaja: gracias al ácido glucónico, la bebida natural contiene menos de la mitad del azúcar del que se agrega a los refrescos tradicionales. Además, en otras reacciones se producen calcio y gluconato de magnesio, lo que hace a la bebida muy saludable. Leipold le agregó ácido carbónico, jugos y aromas naturales. Había sido descubierta la Bionade. Pero el éxito con la bebida patentada no vino de la noche a la mañana.
Sobre la composición
Además de la malta, BIONADE se compone sobre todo de los ingredientes que se encuentran en la miel, pero en una composición que tanto en el orden fisiológico como alimenticio es mucho mejor. La miel es el único producto natural con azúcar que no produce el alcohol ni se estropea. Este hecho es gracias al gluconatoun componente esencial del ácido glucónico y del mineral, que las abejas producen.

Entre los os ingredientes importantes adicionales de Bionade se incluyen el calcio y el magnesio así como la carbonatación natural y esencias de las frutas orgánicas que sirven de base para los diferentes sabores con los que se ofrece. El ácido glucónico, según las regulaciones alemanas de seguridad alimentaria, se clasifica como alimento. Pues es un ácido orgánico muy débil, se digiere y pesa fácilmente considerablemente en la desintoxicación del cuerpo humano. Cuando está combinado con los minerales, el ácido glucónico forma el gluconato mineral.

El gluconato mineral de los gluconates son fácilmente reabsorbidos por el cuerpo humano y no irritan el estómago. No es extraño pues que debido a estas ventajas, el gluconato, se suministre en farmacias como cápsulas para los que tienen deficiencia de este mineral. El gluconato tiene otra calidad muy positiva: intensifica el dulzor del azúcar. La concentración del azúcar con la presencia de gluconatos le da un valor edulcurante mayor. Este hecho permite utilizar menos azúcar en BIONADE y que tenga el sabor de una bebida azucarada. Menos azúcar significa pocas calorías y un riesgo menor para las caries dentales. Tampoco podemos olvidar que los niños que beben con frecuencia las bebidas dulces con gran cantidad de azúcar (especialmente, si lo hacen con el estómago vacío) secretan niveles más altos de insulina en su sangre. La insulina controla en última instancia el nivel de la hormona de la tensión, adrenalina. Hoy se sabe que las bebidas azucaradas es una de las causas de la creiciente hiperactividad en muchos niños. Las bebidas con un contenido bajo del azúcar son también ventajosas para los atletas debido a que permiten un incremento paulatino de los niveles de azúcar en sangre y de un menor nivel de la secreción de la insulina. Un nivel de azúcar en sangre constante durante el esfuerzo deportivo. BIONADE tiene un contenido del azúcar del 4% y es por lo tanto isotónico respecto al contenido de carbohidratos de la sangre.
Saúco, litchi, jengibre/naranja y hierbas
La familia comenzó a ofrecer su refresco natural en las cantinas y centros deportivos, sanatorios y gimnasios de los alrededores, según detalla Peter Kowalsky, hijastro de Leipold y hoy gerente de la empresa Bionade SRL. Al principio vendieron unas pocas botellas. Tampoco tenía recursos económicos para iniciar una gran campaña publicitaria. Pero lo curioso es que a las otras cerveceras a las que les ofrecía la licencia para producir la bebida le decían a Leipold que estaba loco.

Sin embargo, como en la mayoría de las cuentas. Resulta que un día, como quien no quiere la cosa un creativo de Hamburgo, ciudad repleta de medios de comunicación, descubrió la Bionade. Como es habitual en el mundo de las agencias de publicidad la clave del éxito está en “quien identifica primero una tendencia”. Y claro, a partir de este momento las revistas de moda y de actualidad no quieren perderse estar en la parrilla de salida. Así que en este relato el príncipe fue el mayorista Götsche, que abastece al 70 % de la gastronomía de Hamburgo y que tiene buen olfato para las novedades. Hamburgo se convirtió pues en el puerto desde el que se inicia la conquista de Bionade por toda Alemania.

Hoy, Bionade es el refresco “de culto” que se bebe en los clubes y fiestas playeras de toda Alemania. Beber Bionade es chic y está de moda. La facturación aumenta sin cesar, la joven empresa no da casi abasto. En el 2000 vendió 1 millón de botellas, en el 2006 ya eran 60 millones. Bionade es el fabricante de refrescos que más rápidamente crece y como refresco ya ocupa el tercer lugar entre las bebidas sin alcohol más vendidas en Alemania. Coca Cola quiso comprar la empresa, ahora la multinacional distribuye el refresco junto con sus propios productos y es uno de los mayores compradores. Y la prensa, desde la revista “Manager Magazin” hasta la publicación especializada “Brewing and Beverage Industry International”, no ahorra loas cuando se refiere a “la bebida mágica de Alemania”.

La “bebida mágica” pronto puede transformarse en estrella mundial. La receta del éxito es sencilla: “Bionade. El refresco biológico con calcio y magnesio. Hecho de acuerdo con una receta original por fermentación de materias primas naturales”. Se trata pues de una bebida que sabe bien, cuyo nombre suena bien que se ve visualiza como innovadora y que goza de gran aceptación entre grandes y chicos. Además se ofrece en cuatro gustos diferentes, a cual más delicioso. El Bionade con gusto a jengibre y naranja recibió en octubre 2006 en París el premio Sial d’Or, una especie de Oscar de la industria alimentaria, por tratarse de la mejor bebida sin alcohol. No será el último premio…Además ostenta el sello de calidad de bebida biológica.

A continuación podrás comprar los refrescos de Bionade en nuestra página web.

Refresco con hierbas

Refresco de litchi

Refresco de naranja-jengibre

Refresco de saúco

Comparte y disfruta:
  • Print
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay
  • Twitter
Escrito por en Bodega, Mundo Agua

 

1 comentario

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Érase una vez… Probablemente, la historia del refresco Bionade podría empezar como un cuento… “Érase una vez…”, aunque verídico. Por eso esta historia si tiene un momento clave para su comienzo. Era a mediados d……


Escribir un comentario